HISTORIA

Can Solà es una antigua cabaña que data de finales del siglo XVIII

Can Solà es una antigua cabaña que data de finales del siglo XVIII. Se encuentra al lado de la casa principal el Molí d’en Solà, configura un bello conjunto arquitectónico. En sus inicios fue construida con el fin de guardar la comida del ganado y como almacén de la harina del molinero. La cabaña está ubicada en un lugar soleado y ante la era: placeta de blanda roja o de piedra empleada antiguamente para separar el grano de la paja o hacer la matanza del cerdo.

Por los alrededores de 1990, nuestra familia restauró las diferentes estructuras, conservando al máximo la autenticidad y rusticidad del lugar, y recuperando zonas de la casa que con el tiempo se habrían perdido. Quiero agradecer especialmente la labor de mi padre, Joan Godori Moragas, sin la empuja cuyo todo esto no habría sido posible.

Rodeada de prados, bosques y ríos es un lugar ideal para descansar y pasar unas vacaciones en plena naturaleza.

Disponemos de piscina (abierta durante la época de verano), zonas de parque infantil para niños y campo de fútbol y de voley para poder realizar actividades al aire libre.

Para todos aquellos que desean seguir conectados a la red disponemos de Wi-Fi con repetidores repartidos en todos los puntos para que os podáis conectar.

Es un entorno idílico para personas que quieran realizar rutas a pie o en bici por la montaña y rodeados de toda la esencia de la Vall de Bianya (La Garrotxa)

Encargamos el servicio de lavandería de las sábanas, las mantas, las toallas en la Fundación MAP que da trabajo a personas con discapacidad y riesgo de exclusión social.